Fisioterapia y tecnología

30.05.2017

INTRODUCCIÓN

No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la más receptiva al cambio. Charles Darwin. 

De alguna manera, todo lo relacionado con la ciencia, está sujeto a la transformación contínua, y más hoy en día, en el que la ciencia, gracias a los avances tecnológicos, avanza más rápido que nunca.

De la mano de Arturo Such y Enrique Lluch, nos adentramos en la evolución de la fisioterapia en los últimos años.

La tecnología es lo que ha permitido avanzar a la parte científica de la fisioterapia, ya que mucho de lo que pasa dentro del organismo cuando éste se lesiona, hace ejercicio, cuando se le aplica una corriente determinada o cuando se le aplican técnicas manuales, era imposible de conocer hasta hace poco, en el que prevalecía el arte clínico... 

A pesar de todos los adelantos, incluso ahora, hay mucho por seguir descubriendo.

Las máquinas van siendo cada vez más precisas en sus efectos sobre los pacientes, los ordenadores nos permiten acceder más rápido a la información y a la conexión entre profesionales, la ciencia nos ayuda cada vez más a discernir qué es lo que parece funcionar de lo que no, la realidad virtual activa circuitos neuronales que pueden ser importantes de cara a la recuperación de los pacientes, los ejercicios pueden hacerse más adictivos con la realidad 3D y así lograr adherencia al tratamiento etc. 

La tecnología no es nada. Lo importante es que tengas fe en la gente, que sean básicamente buenas e inteligentes, y si les das herramientas, harán cosas maravillosas con ellas. Steve Jobs.

EN PROFUNDIDAD

1. Jordi Ventura: Tecnología-Fisioterapia y autonomía: todo es posible.

De la mano de Jordi Ventura, nos adentramos en esta charla sobre el uso de la tecnología a bajo coste. 

La filosofía de bajo coste se basa en tres pilares: Adapta o inventa, trabajo en red y finalmente, comparte y capacita. Jordi Ventura. Fisioterapeuta.

2. Tal Blair + Raúl Morillo: Motion Guidance: La magia de los láseres

Son muchos los fisioterapeutas que con su ingenio, están buscando herramientas para mejorar el trabajo de los compañeros. Como ejemplo, pondremos a Tal Blair y su kit de motion guidance, diseñado por fisioterapeutas para hacer ejercicios sensoriomotores. 

Cada vez hay más herramientas e ideas que hacen más fácil nuestro trabajo. 

3. Redes sociales: Compartiendo conocimiento.

Las redes sociales se han convertido en el espacio de intercambio de ideas, herramientas, artículos etc. 

La educación de un adulto no parte del educador, sino del interés que mueve a aquel que aprende. Carl Rogers 

QUÉ NOS LLEVAMOS A LA CLÍNICA

1. Mentalidad de crecimiento

Asumamos que nuestro cerebro es plástico, que somos capaces de crear nuevas conexiones neuronales si comenzamos a proponérnoslo. Por ello, reflexionemos sobre qué tipo de mentalidad tenemos. Las personas con "mentalidad de crecimiento" piensan que el éxito depende del esfuerzo, del trabajo o de sudar la camiseta. Sin embargo, las personas con "mentalidad fija" creen que depende de habilidades innatas y tienen urticaria ante cualquier error. 

Jason S. Moser y sus colegas en la Universidad de Michigan State han descubierto qué nos ocurre en nuestro cerebro cuando nos enfrentamos a un error pero pensamos que podemos aprender: si nos equivocamos, y tenemos mentalidad de crecimiento, se despierta un intenso baile neuronal para identificar causas, patrones o aprendizajes que nos sirvan para un futuro (color rojo de la imagen). Sin embargo, si nuestra mentalidad es fija, ante una equivocación, echaremos balones fuera, nos justificaremos con mil y un argumentos y nuestra actividad neuronal para encontrar razones para el aprendizaje quedará un tanto dormida (color verde). Y todo ello no depende de la edad. Según Dweck, el 40 por ciento de las personas tienen "mentalidad de crecimiento"; otro 40 por ciento, su "mentalidad es fija" y el resto, dependiendo del momento.  

Medicine is a science of uncertainty and an art of probability. William Osler. 

El hecho de decantarnos por uno o otro tipo de mentalidad no depende de cuestiones genéticas, sino de educación. Siempre se ha dicho que es bueno reforzar la autoestima de nuestros hijos con el verbo "ser", ser muy buen chico, muy listo... Sin embargo, como ha comprobado Carol Dweck, psicóloga de la Universidad de Stanford, con esta técnica corremos el riesgo de reforzar también la mentalidad fija. Cuando esto ocurre, no se encaja el error y se evita cualquier desafío que nos haga salirnos de nuestra zona de confort.  

2. De la inteligencia colectiva a la colaborativa.

Estar conectado ofrece un montón de ventajas, pero las facilidades que ofrece tienen un precio que todavía no conocemos del todo: la exposición que tenemos como partícipes de esa red nos vuelve transparentes. Seguramente ya es tarde, la fisioterapia 2.0 ha llegado hasta esa exposición prácticamente sin darnos cuenta.

La inteligencia colectiva es una forma de inteligencia que surge de la colaboración de muchos individuos: una toma de decisiones consensuada. Según Tom Atlee, la inteligencia colectiva puede ser fomentada para superar el pensamiento de grupo y los sesgos cognitivos individuales para permitir a un colectivo cooperar en un proceso mientras alcanza un rendimiento intelectual mejorado. George Pór definió el fenómeno de la inteligencia colectiva como la capacidad de las comunidades humanas de evolucionar hacia un orden de una complejidad y armonía mayor, tanto por medio de mecanismos de innovación, como de diferenciación e integración, competencia y colaboración.

La inteligencia colaborativa se ocupa de problemas donde la experiencia individual, y las diferentes interpretaciones de diversos expertos son críticos para la resolución de problemas: grupos profesionales intercambian conocimientos para desarrollar un conocimiento especializado, compartiendo aprendizajes basados en la reflexión compartida sobre experiencias prácticas.  

Sólo se aguanta una civilización si muchos aportan su colaboración al esfuerzo. Si todos prefieren gozar el fruto, la civilización se hunde. José Ortega y Gasset

Tanto la inteligencia colectiva como la cooperativa se encuentran íntimamente relacionados con la web 2.0. Ross Mayfield, a través del concepto "Power Law of Participation" sugiere la enumeración de una serie de actividades a través de las cuales se lograría la transición desde una inteligencia colectiva hacia una colaborativa, caracterizada por un mayor involucramiento: leer, etiquetar contenido ,comentar, suscribir, compartir, participar en redes sociales, escribir, refactorizar, colaborar y liderar. 

Nos gusta ver la fisioterapia 2.0 como algo que va progresando y cambiando, algo que irá madurando con el tiempo hacia un intercambio más enriquecedor de lo que ya está siendo hoy en día.  

3. Si yo fuera fisio (Arturo Goicoechea)

En tercer lugar, nos llevamos esta entrada de Arturo Goicoechea, en el que hipotetiza sobre "si yo fuera fisio". Y es que, hay un momento en el que después de todas las redes sociales, internet, libros, cursos, tecnología, compañeros etc... sólo queda tu conocimiento, el paciente que tienes delante y el por qué te sigues dedicando a ésto.

Si algún día suena el despertador y me da pereza ir a trabajar, lo dejaré. Mª Carmen Triviño. Fisioterapeuta en el ejercicio libre desde 1986.




http://elpais.com/elpais/2017/05/14/laboratorio_de_felicidad/1494779209_018900.html?id_externo_rsoc=TW_CC 

http://elpais.com/elpais/2016/12/29/opinion/1483009145_955234.html

http://www.ignasialcalde.es/inteligencia-colaborativa-mas-alla-de-la-inteligencia-colectiva/