Fisioterapia Invasiva

23.11.2017

INTRODUCCIÓN 

¿Diagnósticos patoanatómicos vs disfunciones del movimiento? ¿Realmente nos encontramos ante dos enfoques contrapuestos a la hora de abordar a los pacientes? ¿Un enfoque siempre tiende a las terapias pasivas y el otro a las activas? ¿Son excluyentes?

Observar el movimiento de una forma global y ser capaz de detectar problemas en patrones de movimiento es el comienzo para una adecuada programación y progresión del ejercicio terapéutico. 

A la hora de pautar ejercicio terapéutico, algunos pecan de no tener paciencia en hacer un proceso de adaptación más progresivo, acumulativo y añaden cargas muy elevadas en un tiempo corto de cicatrización. Otros pecan de ser muy conservadores y ni siquiera utilizan estrategias de carga o hacen un volumen muy bajo de ejercicios que no facilitan el proceso de adaptación del tejido. 

Muchas veces no se comprenden los principios de dosificación y las variables que se pueden manejar y, algo fundamental: debemos saber mucho de patología para saber en qué estado puede encontrarse cada tejido según la fase de curación tisular en la que nos encontremos, para poder así dosificar mejor las cargas.  

El diagnóstico patoanatómico es el que ha prevalecido en la fisioterapia, y el que se ha incentivado desde el sistema biomédico. Dentro del razonamiento clínico hay diferentes modelos: 

El modelo patoanatómico, es en el que se basa la medicina. Autores como Ciriax, se movían en este modelo. "Tiene Ud. una fascitis plantar, una periartritis escapulohumeral, un esguince el el ligamente lateral interno del tobillo, una hernia discal L4-L5" etc, serían diagnósticos basados en este modelo de razonamiento. Es un modelo que prevaleció entre los fisioterapeutas anglosajones durante los años 80, y es muchas veces el modelo en el que se mueven nuestros pacientes, que buscan en los fisioterapeutas las etiquetas médicas/los diagnósticos médicos de lo que les pasa. 

En los 90, vinieron a relevar a este modelo patoanatómico, los modelos biomecánico y modelo de signos y síntomas. En el modelo biomecánico caben destacar dos corrientes con dos autores diferentes: Root y McPoil. En este modelo, se le da importancia a "cómo está el pie -pronado o supinado- y cómo afecta ésto a la biomecánica del miembro inferior etc". 

En el modelo de signos y síntomas, entrarían autores como Bob Elvey, Maitland, Shacklock, Sahrman, Jeremy Lewis, McKenzie etc. Algunos de ellos, verdaderos pioneros que ya se movían en este modelo en los 70s. En este modelo, se busca la modificación de los signos y síntomas que presenta el paciente con la intervención de la fisioterapia. "Encontrar lo relevante para la clínica del paciente, buscar el movimiento (activo, pasivo o combinado) que cambia la situación, y retestar para ver si hay modificación de síntomas."

A finales de los 90s, autores como Louis Gifford, señalaban que el modelo de signos y síntomas no era suficiente para explicar lo que pasaba en clínica. Gifford, formado en Maitland, tuvo su fase de criticar ese concepto, y en los últimos años autores como Lorimer Moseley, David Butler, Peter O'Sullivan, Mark Jones etc. han ido configurando y dando forma a un modelo multifactorial biopsicosocial en fisioterapia, que ha llevado consigo un auge dentro de la fisioterapia, de los partidarios del "Hands off". 

No todos los que se mueven en este concepto biopsicosocial son necesariamente "Hands off", ya que conceptos como Maitland, que contemplan un porcentaje alto del tratamiento con la terapia manual, han evolucionado hacia este modelo. Se estima que el 70% de los fisioterapeutas de Reino Unido, se mueven en el razonamiento clínico basado en este modelo multifactorial biopsicosocial. 

Muchos autores se preguntan actualmente si no se ha ido demasiado lejos con el abordaje "hands off". Hay una especie de regreso, sobre todo entre los investigadores, hacia modelos más patoanatómicos y biomecánicos y se están publicando numerosos estudios desde estos enfoques. El enriquecimiento que ha aportado a la profesión el paso por estos cuatro modelos, ha sido fundamental para su progreso. Cabe preguntárnos si estos cuatro modelos de razonamiento por los que han ido evolucionando los fisioterapeutas anglosajones son suficientemente conocidos en nuestro país.

Últimamente estamos sumergidos en la fisioterapia basada en la evidencia científica, en la que las aguas que con sus investigaciones nos ofrecen los diferentes autores anglosajones (en su mayoría), parecen estar interrelacionadas y todo parece tener cierta coherencia. 

"El sobrino del mago" es el primer libro de las "Crónicas de Narnia" de C.S. Lewis. En uno de sus capítulos, habla sobre un bosque que ni siquiera es un mundo, un bosque que parece un lugar intermedio, tranquilo y soñoliento, donde nunca sucede nunca. Pero en el bosque, hay algo realmente maravilloso, unos estanques en cuyo fondo, existe un mundo. Los estanques son los accesos a los diferentes mundos. 

Llevamos más de 20 años en la profesión, y no sé si tenéis la misma sensación, pero aquí, a veces, la fisioterapia neuromusculoesquelética es como ese bosque con esos estanques. A los que no nos gusta quedarnos en el bosque durante mucho tiempo y nos sumergimos en los estanques, nos acaba pareciendo que unos mundos no se conocen a otros... formando una extraña colección de mundos paralelos dentro de la misma profesión.

¿Por qué prosperan las naciones? Porque la vertebradora sensación de pertenecer a un mismo colectivo hace que se puedan aglutinar los esfuerzos individuales dirigiéndolos hacia objetivos compartidos y porque las iniciativas que ponen en marcha sus miembros más sobresalientes son secundadas ampliamente por el resto de la población. ¿Por qué decaen las naciones? Porque en ellas faltan objetivos comunes vertebradores, porque cada cual atiende sólo a su interés personal y porque los que mandan son personajes mediocres que entienden el poder más como un medio al servicio de su promoción personal que como un servicio público. 

Javier Martínez Gracia 

Tal vez sea cuestión de tiempo el que nuestro colectivo acabe yendo en la dirección de aglutinar esfuerzos individuales hacia objetivos compartidos, (por lo menos a nivel nacional, internacionalmente parece que sí que se va en esa dirección), pero antes, es importante que conozcamos los esfuerzos de los diferentes miembros del colectivo. 

Con la entrada de hoy, os invitamos a meteros en el estanque de la EPI-EPTE y conocer un poco más ese mundo, tan lejano para algunos y tan cotidiano para otros. Sí, es uno más de esos estanques en los que la clínica va por delante de la ciencia, y además, parece que algunos autores anglosajones relacionados con el mundo de la tendinopatía no lo acaban de ver claro.

Aún así, hay pacientes que parecen tenerlo claro, y clínicamente es una herramienta de la que los compañeros que lo aplican correctamente, hablan muy bien. 

Ver vídeo: http://www.udl.cat/ca/udl/media/video/Tecnica-EPI-para-el-tratamiento-de-lesiones-musculares-tendinosas-y-ligamentosas/

Las técnicas de fisioterapia invasiva de EPI y EPTE, se basan sobre todo en el modelo de razonamiento patoanatómico, un modelo familiar para los pacientes. Intentaremos, entre otras cosas, aclarar el razonamiento clínico que habría que llevar a cabo a nuestro parecer, antes y durante la aplicación de este tipo de terapia invasiva (EPI-EPTE). Hablaremos también de la "Neuromodulación". 

La neuromodulación es una técnica invasiva, segura, efectiva y prácticamente indolora y se trabaja a través de la estimulación nerviosa, útil para cualquier patología del sistema músculo-esquelético. Jordi Reig

Me atrevería a decir que en utilización de técnicas como la punción seca, la manipulación, y lo que ustedes llaman terapias invasivas, el fisioterapeuta español es de los mejores del mundo. Luis Fernando Prato

INTRODUCCIÓN 

La mayoría de las técnicas de fisioterapia invasiva van directamente al tejido lesionado (de forma percutánea), poniendo en marcha un proceso de reparación-regeneración. Francisco Minaya. 

Nos gusta que Luis Fernando Prato diga que en la utilización de técnicas como la punción seca, la manipulación y las terapias invasivas, el fisioterapeuta español esté entre los mejores del mundo. No está mal que nos recuerden nuestros puntos fuertes, y no estaría mal que así lo reconociéramos entre los compañeros. ¿Hemos caído los fisioterapeutas también en ese complejo de inferioridad que nos caracteriza en otros campos cuando nos comparamos internacionalmente?... 

Los puntos débiles los sabemos de sobra: Nos falta experiencia en investigación, nos faltan dinámicas de grupo positivas, remar en la misma dirección, objetivos comunes por encima de los individuales etc, pero todo se andará. 

Geoff Maitland, hablando de las técnicas manuales decía lo siguiente, aplicable a todas las técnicas de fisioterapia que podamos utilizar: 

En las roturas musculares agudas la cicatrización del tejido lesionado es mucho mejor y evita re-roturas, tan frecuentes en músculos como el gemelo, el cuádriceps o los isquiotibiales. Fermín Valera.



Con la ayuda de la ecografía se aplica una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura de forma directa sobre el tejido alterado y/o degenerado. Se pone en marcha un nuevo proceso de proliferación del tejido colágeno que está desestructurado en estos procesos. Las modificaciones en la estructura y en el comportamiento mecanobiológico del tejido blando son observables y sirven de feedback para el paciente y el fisioterapeuta.Con estas técnicas, se aporta además el efecto feedback de una imagen de recuperación de tejidos progresiva, en el que los pacientes pueden ir viendo su evolución, con las ventajas que ello supone a nivel de procesamiento de su lesión. 

Una vez más, la clínica va por delante de la ciencia... 


Diferencia EPTE EPI Neuromodulación. Falta investigación