WCPT Congress. Geneve 2019. Stronger Together. 

12.05.2019

Suiza suena por aquí a Heidi y a los Alpes, a navajas, a queso, a Ródano, a relojes, a caro... y a paraíso fiscal... A la Cruz Roja y Henri Dunant, a Calvino y la Reforma, a No a la guerra-Estado neutral, a Naciones Unidas, a OMS, a chocolate... y a Federer... ¿A qué más te suena Suiza?... Espero que tras leer esta entrada te suene también a "Stronger Together", el lema que se utilizó en el Congreso WCPT 2019 celebrado del 10 al 13 de Mayo de 2019 en Ginebra. 

Tiene mérito intentar crear un espacio para tantos fisioterapeutas de tantos países diferentes, en el que cada uno de nosotros se sienta conectado con la globalidad y además, acabe satisfecho porque también se han cumplido sus expectativas individuales. Ese era el reto al que se apuntaban los suizos con este evento de la WCPT.  

Tal vez esté equivocada y los tiempos hayan cambiado, pero hasta hace no mucho, la WCPT era una organización muy lejana para la mayoría de nosotros (¿lo sigue siendo para las nuevas generaciones?). No es una organización con la que hayamos conectado, y me parecía que tras 25 años de profesión, tal vez tenía que hacer algo al respecto. Es verdad que las redes sociales, y la figura de Emma Stokes en particular, me han ayudado a lo largo de los tres últimos años a ver la WCPT como algo más cercano. Y no precisamente porque Emma lo haga mejor que su predecesores... que no tengo ni idea de quienes fueron ni cómo lo hicieron... sino porque Emma Stokes, simplemente, lo hace muy bien. La sigo por redes y sus palabras me han reconciliado en más de una ocasión con pensamientos y fisioterapeutas más radicales, me ha tranquilizado porque siempre respeta los diferentes ritmos y me encanta la firmeza y asertividad que ha demostrado tener frente a fisio-influencers o publicaciones de revistas. De alguna forma, ella ve el "big picture", lidera desde la compasión y la empatía, sabe trabajar en equipo y se gana el respeto en cada una de sus intervenciones. 

Nunca la Fisioterapia española ha estado tan cerca de un organismo tan importante para la comunidad global de fisioterapeutas. Desde el 9 de Julio de 2018, tenemos a Pablo Davó Cabra, fisioterapeuta andaluz, trabajando dentro de la staff, como asesor de asuntos profesionales, en la oficina central de la World Confederation for Physical Therapy en Londres. En este Congreso en particular, teníamos a Antonio Cuesta Vargas, como ponente en el seminario "Promocionando el liderazgo del fisioterapeuta en la reducción de las conductas sedentarias en poblaciones clínicas"... ¿La WCPT está más cerca de lo que pensamos?

Estoy segura de que esta asignatura pendiente con la WCPT, va a ir llamando en los próximos años a más puertas de fisioterapeutas clínicos... El reto de los suizos, ya sabemos cual era, mi reto personal era vivir el Congreso como fisioterapeuta clínica "normalita" que soy... ¿Me iba a sentir fuera de lugar? ¿La WCPT es para fisioterapeutas importantes, para investigadores, para docentes universitarios, para representantes colegiales, para esa gente que es "alguien" a nivel nacional y/o internacional... o también tenemos cabida los clínicos interesados por la fisioterapia y nuestros pacientes? ¿Merece la pena la inversión? ¿Qué sensación me traería a la vuelta? ¿Lograría acercarme a la WCPT, a su visión, a la "Global Physiotherapy"? ¿Se sigue esa visión por estos lares?

"These days, it can seem as if the world, and perhaps even our profession, is becoming more fragmented. WCPT aims to create a global community in which every physical therapist feels connected and can exceed even their own expectations. By extending our knowledge and connecting with one another we advance practice for the benefit of populations and the individuals and communities we serve."

We meet. We connect. We share. We talk. We laugh. We dine. We create lasting friendships. And because of that, we are better. Emma Stokes. Ceremonia de Apertura del Congreso WCPT 2019. 

Los días previos al Congreso, se celebró la Asamblea General de la WCPT (#WCPT2019GM) donde se eligió la nueva ejecutiva mundial, se revisaron los últimos 4 años de trabajo realizado y se proyectaron los siguientes 4. Emma Stokes, salía reelegida como Presidenta WCPT.

De verdad que una parte de mí necesitaba ir a Suiza... cargarme las pilas... ver más allá de las dificultades... abrir horizontes... inspirarme... Los compañer@s de los países en los que la fisioterapia no es maltratada y se han formado en ejercer mejor el liderazgo, siempre tienen esa visión que nos puede acabar fallando por estos lares... y quería impregnarme de esa sensación. También quería ver la ilusión de compañeros que ejercen en países en peores condiciones que las nuestras... seguro que su creatividad me hacía conectar con esas dos pulseras con los lemas #NoExcuses #NoLimits que se repartieron por el Congreso. 

Sabemos que las ideas complicadas se pierden y los pequeños lemas nos ayudan a recordar lo verdaderamente importante... pero mi lema no estuvo en Suiza estos días de Congreso... Aquí se quedaron las entradas, billetes de avión y hotel... y aquí me quedé... acompañando en el postoperatorio a un familiar, al que llamaron para cirugía días antes del Congreso. 

Mi sueño WCPT se desliza como arena entre mis dedos... más si cabe viendo que en 2021 el congreso será en Dubai y en 2023 en Tokyo... La WCPT tiene las alas poderosas y vuela muy alto (sí, sí, en esta ocasión hablo del esfuerzo económico que supone asistir a este evento). Se rompe el arco iris que por un momento hizo posible que yo viera la posibilidad de asistir a este encuentro... 

 En la mitología germánica era el puente Bifröst, que conectaba Midgard, el mundo de los humanos, y Asgard, el asiento de los dioses. Durante el Ragnarok, el fin del mundo de la mitología nórdica, el arcoíris es destruido.

Pero que se trunque un plan, no quiere decir que la vida se quede sin lemas y sin aprendizajes... 

Me tocó vivir el postoperatorio de una prótesis de rodilla en un hospital de la sanidad pública... desde el marco de esa fisioterapia precoz de los primerísimos momentos a los que no tenemos acceso los fisioterapeutas que trabajamos en el ejercicio libre. Un lujo... 

Y sí, también se rompió el arco iris por aquí... y me intento explicar porque todo va bien, objetivamente... pero la presencia de mensajes que denostan la profesión de fisioterapia me va haciendo mella.  

Cirugía muy bien, postoperatorio con el dolor super controlado en todo momento, buena atención, personal sanitario (auxiliares, enfermería, celadores etc) empático, de buen rollo, exquisito el trato y la profesionalidad... traumatólogos cercanos al paciente que explican la evolución y... los ejercicios que tienen que realizar, que movilizan al paciente, que dan las pautas de fisioterapia... 

La fisioterapia está presente en todo momento, pero... horror... no la figura del fisioterapeuta... La presencia real de la fisioterapia vuelve a ser la arena que se desliza de mi mano... Hacer incapié en andar, en hacer los ejercicios etc está integradísimo entre los traumatólogos, auxiliares, enfermeros... ¡¡Perfecto!!... Pero los fisioterapeutas son figuras relámpago que aparecen al de 3 días de la operación... para entonces los ejercicios ya están explicados y ya se ha recalcado una y otra vez que no se espere al fisioterapeuta para que haga algo por esa rodilla, que estos 5 días son los más importantes para movilizar la rodilla y que lo haga... que después habrá un mes o más en casa que es superimportante que haga ejercicios, porque la rehabilitación tardará en llegar y lo hará tarde y mal... 

Esas frases se van colando en el subconsciente de los pacientes... un día sí y otro también... frases que sí, que pueden ser motores para el automanejo y la proactividad... pero me matan por dentro una y otra vez. No, no he dicho que soy fisioterapeuta. Quiero ser testigo silencioso de esta realidad, la realidad de una orquesta que funciona exquisitamente, que parece haber encontrado la fórmula para suplir a la perfección uno de los grandes instrumentos... ¿Se lo creen? ¿Creen que nuestra profesión se puede resumir en una tabla de ejercicios?

Un aspecto muy curioso de la Jet d'Eau es que realmente no pertenece ni a Ginebra ni a otro lugar de Suiza. Su propietaria es una empresa privada de abastecimiento de agua. Su iluminación y su magnitud harán que nadie quede impasible ante ella. 

Me he quedado sin ver esa fuente de Ginebra. Me habría gustado verla... pensé que podría entrañar algún significado metafórico para las vivencias del día a día de una fisioterapeuta clínica. Me habría encantado ser testigo silencioso del Congreso WCPT... pero me tocó ser testigo de otra realidad, que seguro que no es extrapolable, pero ahí está... habrá realidades mejores y peores.

No quiero quedarme con la imagen del arco iris que se rompe... Es rollo vikingo... y se supone que estamos en Suiza... Navegando por internet, encontré este otro mito, que tiene que ver con un lago, aunque el de Ginebra sea el lago Lemán, me va a servir... 

"Los habitantes de las inmediaciones del lago Zug convivían con las ondinas: ninfas acuáticas de belleza espectacular, hijas de un Rey elfo que gobernaba las profundidades del lago.

Las ondinas, seres deliciosos que gustaban de la compañía de los seres humanos, emergían cada cierto tiempo del lago para acompañarles durante sus celebraciones mientras duraba la noche, regresando a las aguas del Zug antes de que saliera el sol.

Una noche, durante la fiesta de la cosecha, una hermosa ondina se enamoró de un joven que vivía en la superficie. El flechazo fue tal que los amantes no quisieron separarse al amanecer y la ondina le propuso al chico llevarlo con ella bajo el agua. El joven aceptó la propuesta y, hechizado por su amada, vivió durante un tiempo en las profundidades del lago. Pero echaba terriblemente de menos su pueblo, a su familia y amigos y, poco a poco, la melancolía ocupó su corazón impidiéndole ser feliz.

La ondina, apenaba por ver a su amado en semejante estado, acabó por hechizar a todo el pueblo y lo sumergió en las aguas del lago, incluyendo calles, casas y personas. Así, el joven recuperó su felicidad... al menos durante un tiempo, ya que nunca dejó de añorar la superficie.

Este precioso mito, con final feliz contra todo pronóstico, es patrimonio cultural de las tierras bañadas por el lago de Zug cuyos habitantes aseguran que algunas noches es posible ver una ciudad sumergida donde las personas no envejecen ni mueren, y viven felices para siempre."

Me gusta este mito... Un fisio, siempre tiene que tener un fisio interior que nunca muera, que no envejezca, que siga ilusionado y motivado... un fisio interior al que hay que alimentar a pesar de las adversidades... porque si se muere ese fisio, seguir en ésto no tiene sentido. 

Deben ser 48 delegados de Fisioterapia con Ñ los que están por el WCPT Congress 2019... Creo que acabaron siendo 47... (espero ser la única que no pudo acabar de ir)...  ¡¡Gracias por acercarnos el Congreso desde redes sociales!! De alguna forma, en este momento, podríais ser esos habitates que viven en ese "pueblo feliz" de la fisioterapia mundial. Espero que vengáis cargados de ilusión y ganas... ¡¡Las necesitamos!! ¡¡Disfrutad y buen viaje de vuelta!!

Me habría gustado acercar el Congreso WCPT desde Lafisioterapia.net... A ver cómo lo hago, si encontramos alguna fórmula... Si no la encontramos... aquí queda este texto más personal... del que recalcaría este último párrafo con cita:

No hay orquestas que funcionen exquisitamente sin la figura del fisioterapeuta cuando ésta es necesaria. Nosotros lo vemos... somos gente de estar en los procesos...

La gente nunca quiere ser parte del proceso, pero quiere ser parte del resultado. Es en el proceso donde descubres quién merece ser parte del resultado. Anónimo.

Fisioterapia con Ñ. No Excuses. No Limits. Better Together. Stronger Together. WCPT 2019.